La Automatización Industrial es la aplicación de diferentes tecnologías para controlar y monitorear un proceso, una máquina, un aparato o un dispositivo, que por lo regular cumple funciones o tareas repetitivas, haciendo que opere automáticamente, reduciendo al mínimo la intervención humana.

Lo que se busca con la Automatización Industrial es generar la mayor cantidad de producto, en el menor tiempo posible, con el fin de reducir costos y garantizar una uniformidad en la calidad.

La Automatización Industrial es posible gracias a la unión de distintas tecnologías. Entre ellas encontramos: la instrumentación que mide las variables de la materia en sus diferentes estados (gases, sólidos y líquidos); la oleohidráulica; la neumática; los servos; los motores que nos ayudan a realizar esfuerzos físicos (mover una bomba, prensar o desplazar un objeto); los sensores que nos indican lo que está sucediendo con el proceso, donde se encuentra en un momento determinado y dar la señal para que siga el siguiente paso; los sistemas de comunicación que enlazan todas las partes; los Controladores Lógicos Programables (PLC)  que se encargan de controlar que todo tenga una secuencia, toma decisiones de acuerdo a una programación pre establecida, se encarga de que el proceso cumpla con una repetición, etc.; el vacío; la robótica; la telemetría, entre otras.

La Automatización Industrial la encontramos en muchos sectores de la economía, como en la Fabricación de Alimentos, Productos Farmacéuticos, Productos Químicos, en la Industria Gráfica, Petrolera, Automotriz, Plásticos, Telecomunicaciones entre otros. No sólo se aplica a máquinas o fabricación de productos, sino también a la gestión de procesos, de servicios, al manejo de la información, en fin, a mejorar cualquier proceso que conlleve un desempeño más eficiente, desde la instalación, mantenimiento, diseño, contratación e incluso comercialización.

Automatización industrial

1/9